Archive for the ‘Salmos’ Category

La felicidad nunca se va

La felicidad no tiene contrapuesto porque nunca se pierde.

Puede estar oscurecida, pero nunca se va porque tú eres felicidad.

La felicidad es tu esencia, tu estado natural y, por ello, cuando algo se interpone, la oscurece, y sufres por miedo a perderla.

Te sientes mal, porque ansías aquello que eres.

Es el apego a las cosas que crees que te proporcionan felicidad lo que te hace sufrir.

No has de apegarte a ninguna cosa, ni a ninguna persona, ni aun a tu madre, porque el apego es miedo, y el miedo es un impedimento para amar.

El responsable de tus enfados eres tú, pues aunque el otro haya provocado el conflicto, el apego y no el conflicto es lo que te hace sufrir. Es el miedo a la imagen que el otro haya podido hacer de ti, miedo a perder su amor, miedo a tener que reconocer que es una imagen la que dices amar, y miedo a que la imagen de ti, la que tú sueñas que él tenga de ti, se rompa.

Todo tiempo es un impedimento para que al amor surja. Y el miedo no es algo innato sino aprendido.

El miedo es provocado por lo que no existe.

Tienes miedo porque te sientes amenazado por algo que ha registrado la memoria.

Todo hecho que has vivido con angustias, por unas ideas que te metieron, queda registrado dentro de ti, y sale como alarma en cada situación que te lo recuerda.

No es la nueva situación la que le llena de inseguridad, sino el recuerdo de otras situaciones que te contaron o que has vivido anteriormente con una angustia que no has sabido resolver.

Si despiertas a esto, y puedes observarlo claramente, recordando su origen, el miedo no se volverá a producir, porque eliminarás el recuerdo.

Autor:Anthony de Mello

SALMO 119:143

Aflicción y angustia se han apoderado de mí,
Mas tus mandamientos fueron mi delicia.

2 CORINTIOS 4:8-10

que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos; llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos.

ROMANOS 8:15

Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos:

¡Abba, Padre!

Alabanza grata a Dios

Hoy al hablar de alabanza veremos a la luz de la palabra cual es la alabanza que a Dios le agrada recibir de sus hijos,  leamos

Hebreos 13.15

Así que ofrezcamos siempre a Dios sacrificio de alabanza, es decir fruto de labios que confiesan su nombre.

El texto que acabamos de leer nos habla de ofrecer siempre  a Dios sacrificio de alabanza,  al decir fruto de labios que confiesan su nombre, se refiere a corazones que le aman , que le conocen bien, que saben quien es el y le confiesan como su Señor.

Al decir siempre involucra todos los tiempos de nuestra vida, tiempos de bonanza, tiempos de tribulación, de alegría, de tristeza, aun de dolor y angustia , en todos los momentos, sea  como sea, siempre.

Salmo 103.1/5

¨Bendeciré al Señor con toda mi alma;

bendeciré al Señor con todo mi ser su santo nombre.

¨Bendeciré al Señor con toda mi alma; no olvidaré

ninguno de sus beneficios¨.

En una fiesta de cumpleaños  dos gemelas abrían el regalo que su mami les había comprado, la primera que abrió el regalo exclamo abrazando a su mamá, gracias mami, te amo!!

La mamá le preguntó, porque? La niña respondio:  Me compraste justo lo que yo quería!!

La hermana también abrazó a su madre y  le dijo, también te amo mami!  La madre repitió la pregunta diciendo porque?

La niña volvió a abrazarla y dijo, porque tu eres mi mami!!

Esa respuesta lleno de alegría el corazón  de la mama!

Del mismo modo, no alabamos a Dios porque nos da lo que le pedimos, lo que nos gusta o necesitamos, lo alabamos porque el es Dios, nuestro Dios, esa alabanza es fruto de labios que confiesan su nombre, lo alabamos porque el es Señor, es el Rey y es digno de ser alabado!!

Apocalipsis 4.11

Señor, digno eres de recibir la gloria, y la honra y el poder, porque tu has creado todas las cosas y por tu voluntad existen.

Somos seres racionales porque Dios así lo quiso, y porque El no desea autómatas sino seres pensantes, que pongan en practica el uso de razón que les dio.

Lee conmigo:

1º Corintios 14.15

Oraré con el espíritu, pero oraré con el entendimiento, cantaré con el espíritu pero cantaré con el entendimiento.

Oramos y cantamos con el espíritu pero no estamos en trance, ni enajenados, lo hacemos con entendimiento, con sabiduría, concientes de lo que queremos decirle a Dios, de lo que sentimos, y a la vez oímos  también lo que el quiere decirnos.  No lo aturdimos  con un estruendoso monólogo, sino que conversamos con El y le alabamos con corazón sincero y plena certidumbre de fe,  permitiéndole que El sea Señor en nosotros y  reconociéndole como tal.

Por lo que El es para ti, porque es tu Padre amado, con sabiduría, con el entendimiento, sea cual fuere el momento que vives, en el gozo, en la tribulación,  aun en la angustia, el recibe tu alabanza, y si acaso atraviesas una circunstancia difícil, permítele que sea Señor, serás fortalecido a través de la  alabanza, mientras recuerdas cada uno de sus beneficios, surgira tu gratitud,  esta es la alabanza grata a Dios!!

Adórale y disfruta el estar en su presencia, permite que El te ministre a traves de tu alabanza y por medio de su Espiritu Santo.

El quiere ser tu Señor, tu Padre.

Dios te bendiga!

HASTA QUE PASEN LOS QUEBRANTOS

“Ten misericordia de mi, oh Dios, ten misericordia de mi; porque en ti ha confiado mi alma, y en la sombra de tus alas me amparare, hasta que pasen los quebrantos  “

( Salmos 57:1 )

Quebrantos!!  Quebrantos!!

jamas esperados, nunca imaginados, pero llegaron, no hubo forma de detenerlos, uno a uno hicieron fila delante de ti, tomaron su turno para descargar su ira, no hubo mas espera, no existio oportunidad ni salida, todo se volvio oscuro, tormentoso, arido, lleno de miseria, de dolor, de verguenza, desanimo, acusaciones y desesperacion.

Asi es la etapa mas dura de la cueva de los quebrantos, en la cual, hasta el mismo infierno reserva su oportunidad para tocar tu alma, pero aun sobre las ardientes brasas del horno del quebrantamiento, existe la mejor comunicacion con Dios, por medio de la oracion, confesion y clamor.

En este salmo, el siervo de Dios esta al borde de la muerte, perseguido por el enemigo, sin alimentos, sin un techo seguro y sin amigos, pero puede pedir misericordia y afirmar que su alma sigue confiando en Dios. Eso lo hace cambiar de escena, y en lugar de que las sombras de la muerte lo aniquilen, busca la sombra de las alas protectoras de Dios, para ampararse en ellas. En ese momento, su alma se eleva y llega la confianza al saber que los quebrantos pasaran; Dios responde al clamor y al llanto de su siervo, y lo mismo hara en tu vida, el resto de los quebrantos llegaran como polvora mojada, y no lograran destruirte, porque estaras bajo la proteccion Divina de Dios.

Hay un tiempo para los quebrantos, pero si acudes bajo la sombra de Dios, podras soportarlas, luego, una etapa gloriosa vendra a tu vida, todo sera distinto, y en lugar de una cueva, tendras un castillo.

Nuestra defensa contra Satán

Y es que DIOS nos bendice por diferentes medios.

Nunca deja de hacerlo, es por eso que le damos la gloria.

Solo a él.

( Sal 136:2 )

Alabad al DIOS de los dioses.

Porque para siempre es su misericordia.
——————————————————————————————————————————————————————————————–

El diablo. no está parado en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando él habla mentira, él habla de su propia naturaleza; porque él es un mentiroso, y padre de mentira. (Juan 8:44).

El poder de Satan está en la mentira. Él no tiene ningun poder sobre ti excepto el que tu le has dado cuando tu crees sus mentiras. Tu rompes su poder cuando usted expones su mentira. La escritura dice, ” sabemos que somos de Dios, y el mundo entero esta bajo el poder del malvado ” (1 Juan 5:19).

Cuánto engaño está entrando realmente en los Cristianos hoy. Puedo especular solamente. En mi ministerio lo encuentro en casi cada sesión de asesoramiento. Muchos cristianos con los que hablo luchan con pensamientos opresivos, pero ellos temen decirlo pues otros pensarán que tienen un problema mental. Ellos muy raramente imaginan que estas distracciones reflejan la continua batalla que está a diario en sus mentes, aunque Pablo nos advirtió: ” el Espirtu dice explícitamente que en los últimos tiempos bajará la fe, poniendo atención a espiritus engañosos y doctrinas de demonios ” (1 Timoteo 4:1).

Desde que Satan usa como su arma primaria la mentira, tu defensa contra él es la verdad. Tratar con Satan no es un encuentro de poder; es un encuentro de la verdad. Cuando tu expones la mentira de Satan con la verdad de Dios, su poder es roto. Ése es el porqué Jesús dijo: “sabrás la verdad, y la verdad te hará libre ” (Juan 8:32). Y de alli que Jesus oró al Padre: ” mi oracion no es que los quites del mundo sino que los protejas del malvado. Santificalos en Tu verdad; Tu palabra es verdad ” (Juan 17:15, 17 ). Ése es el porqué el primer pedazo de las menciones de Pablo acerca de la armadura para estar parado contra los planes del diablo es el Cinturon de la Verdad (Efesios 6:14). La mentira de Satan no puede soportar la verdad , asi como la oscuridad de la noche no puede soportar la luz del sol naciente.

Señor, busco Tu determinacion hoy para derrotar las mentiras del enemigo en mi vida y en las vidas de aquéllos alrededor de mí.

Una vida feliz

Un popular chiste en Internet dice algo así:

Una secretaria, un asesor legal y un socio de una gran empresa jurídica se dirigen a almorzar cuando encuentran una antigua lámpara de aceite.

La frotan y aparece un genio en una nube de humo.

Este dijo:

-Por lo general concedo sólo tres deseos, de modo que daré uno a cada uno de ustedes.

-¡A mí primero! -dijo la secretaria-. Quiero estar en Bahamas, conduciendo una lancha de motor, olvidada del mundo. Enseguida la mujer desapareció.

-¡Sigo yo! -exclamó el asesor legal-. Quiero estar en Hawai, relajándome en la playa con mi masajista personal, un suministro inagotable de piñas coladas y el amor de mi vida. Y también se esfumó.

-¡Tú eres el próximo! -indicó el genio al socio.

Este último dijo:

-Quiero a estos dos en la oficina, en cuanto termine el almuerzo.

Por generaciones se nos ha dicho que podemos “obtenerlo todo”, pero hay mucho por hacer. No contamos con el tiempo suficiente y menos, con una lámpara mágica que lo haga por nosotros. Sin embargo, no querríamos todo eso, si pensáramos que no nos iba a producir bienestar.

No obstante, dicen los que saben que existe un sendero más simple para una vida feliz. Estos tres puntos de vista se mencionan como las llaves de la felicidad:

1. No te preocupes -Él te ama (Juan 13:1)
2. No desfallezcas -Él te sostiene (Salmo 139:10)
3. No temas -Él te guarda (Salmo 121:5)

Es factible tenerlo todo “todo”… si permitimos que Dios sea nuestro “todo”.

¿A quién tengo yo en los cielos, sino a ti?
Y fuera de ti, nada deseo en la tierra.
Mi carne y mi corazón pueden desfallecer,
pero mi Dios es la fortaleza de mi corazón
y mi porción para siempre.
Salmo 73:25,26

Estamos ganando

Lectura: Éxodo 14:10-31

Y cuando Faraón se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos, y he aquí que los egipcios venían tras ellos; por lo que los hijos de Israel temieron en gran manera, y clamaron a Jehová.

Y dijeron a Moisés: ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto?

¿No es esto lo que te hablamos en Egipto, diciendo: Déjanos servir a los egipcios? Porque mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto.

Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis.

Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.

Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen.

Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco.

Y he aquí, yo endureceré el corazón de los egipcios para que los sigan; y yo me glorificaré en Faraón y en todo su ejército, en sus carros y en su caballería;

y sabrán los egipcios que yo soy Jehová, cuando me glorifique en Faraón, en sus carros y en su gente de a caballo.

Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas,

e iba entre el campamento de los egipcios y el campamento de Israel; y era nube y tinieblas para aquéllos, y alumbraba a Israel de noche, y en toda aquella noche nunca se acercaron los unos a los otros.

Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas.

Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda.

Y siguiéndolos los egipcios, entraron tras ellos hasta la mitad del mar, toda la caballería de Faraón, sus carros y su gente de a caballo.

Aconteció a la vigilia de la mañana, que Jehová miró el campamento de los egipcios desde la columna de fuego y nube, y trastornó el campamento de los egipcios,

y quitó las ruedas de sus carros, y los trastornó gravemente. Entonces los egipcios dijeron: Huyamos de delante de Israel, porque Jehová pelea por ellos contra los egipcios.

Y Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas vuelvan sobre los egipcios, sobre sus carros, y sobre su caballería.

Entonces Moisés extendió su mano sobre el mar, y cuando amanecía, el mar se volvió en toda su fuerza, y los egipcios al huir se encontraban con el mar; y Jehová derribó a los egipcios en medio del mar.

Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballería, y todo el ejército de Faraón que había entrado tras ellos en el mar; no quedó de ellos ni uno.

Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas por muro a su derecha y a su izquierda.

Así salvó Jehová aquel día a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar.

Y vio Israel aquel grande hecho que Jehová ejecutó contra los egipcios; y el pueblo temió a Jehová, y creyeron a Jehová y a Moisés su siervo.

————————————————————————————————————————————————————————————

Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis.

– Números 14:9

Hace miles de años, Dios dijo a los hijos de Israel que subieran y ocuparan la tierra que les había dado. Les dijo que la tomaran, por la fuerza y sin temor, de los impíos que moraban allí.

Él todavía dice eso hoy. Dios todavía trata de que como su pueblo, tomemos la buena tierra que nos ha dado. Él todavía trata de que usemos el poder que nos ha dado para echar al malvado fuera. Esta tierra no le pertenece al diablo, le pertenece a Dios (Salmo 24:1). Él diablo sólo se mudó y tomó control de las cosas porque los creyentes no lo hemos detenido.

Ese es nuestro trabajo, ¿sabía usted? Jesús tomó los derechos legales de Satanás en la mañana de la resurrección. Entonces Jesús nos puso a cargo de llevar a cabo la derrota de Satanás. Las Escrituras dicen que Jesús se ha sentado a la diestra de Dios hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies (Hebreos 10:12-13). ¿Sabe lo que eso significa? Significa que Jesús espera que le demos un puntapié al diablo y a sus legiones y los echemos fuera de los asuntos de este mundo. Jesús espera que llevemos a cabo la victoria que Él ganó en el Calvario y que ocupemos esta tierra.

Pero así como Israel tuvo que subir físicamente a tomar la tierra de Canaán, usted y yo tenemos que subir en el Espíritu si vamos a establecer el dominio de Dios sobre la tierra. Vamos a tener que movernos. ¡No podemos hacerlo sentados!

Escuche, es posible que usted no lo sepa, pero estamos en guerra. Estamos en una batalla espiritual y estamos ganando. En verdad, si comprendiera lo que ya está establecido en el mundo espiritual, se reiría del diablo cada vez que él mostrara su rostro.

Por lo tanto, si el diablo hoy tiene control de algún aspecto de su vida, de su iglesia o de su comunidad, levántese en el Espíritu por medio de la fe, la oración y la Palabra y comience a recuperar ese territorio. No tenga temor. La defensa del diablo se apartó de él. No tiene ninguna arma que pueda prevalecer contra usted.

El Señor Jehová está con usted. ¡Levántese en el nombre de Jesús y recobre la tierra!

Conozca la voluntad de Dios

Lectura:Colosenses 1:9-22

Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual,

para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios;

fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad;

con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz;

el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo,

en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.

El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten;

y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;

por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud,

y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado

en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él.

————————————————————————————————————————————————————————————

Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican. (Salmo 127:1a)

Vivimos en un tiempo de decisiones y cambios enormes. Si hubo alguna vez un día en que usted y yo debiéramos conocer la voluntad y el propósito de Dios para nuestras vidas, es ahora.

En verdad, ninguna otra cosa va a servir. Dios está cambiando y poniendo en orden las cosas, preparándolas para el gran movimiento del Espíritu de los últimos tiempos. Si usted quiere mantenerse al día, deberá conocer el plan perfecto de Dios para su vida y cómo llevarlo a cabo en el poder de Dios.

¿Cómo pude hacerlo? Por medio de la oración.

En efecto, Dios nos ha dado una oración en su Palabra que podemos hacer para recibir la sabiduría y el entendimiento que necesitamos para este tiempo crítico. La encontrará en Colosenses 1:9-12:

Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad; con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz.

En meses recientes, Dios nos ha instruido a Gloria y a mí a que hagamos esa oración por nuestros colaboradores en el ministerio y por nosotros cada día. Es una oración poderosa e inspirada por el Espíritu Santo que no sólo le hará conocer la voluntad de Dios, sino también tener la sabiduría y el entendimiento para llevarla a cabo.

Ahí es donde fracasan la mayoría de los esfuerzos cristianos. Se nos da un poco de entendimiento de la voluntad de Dios para nuestra vida, y terminamos complicando todo por querer hacerla en la carne. En lugar de dejar que el Señor edifique la casa, lo hacemos nosotros mismos y acabamos por hacerlo todo en vano.

No cometa ese error en los días que se avecinan. Más bien, haga esta oración que Dios nos ha dado. Se encuentra en el Nuevo Testamento. Ponga su nombre en ella. Es la clase de oración que Dios se complace en contestar. Póngala en práctica en su vida todos los días, y Dios lo llenará con el conocimiento y entendimiento de Él.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 64 seguidores

%d personas les gusta esto: