¿Es posible que una cristiana se case con un musulmán?

En el libro de Juan, Jesús estableció unos parámetros muy precisos para identificar a sus hijos. Jesús enseñó que aquellos que dicen que le aman, tienen que demostrarlo “obedeciendo sus mandamientos”, ya que usted no hace nada al decir que cree una cosa y actuar contrario a aquello que dice creer.

 

Respondió Jesús y le dijo: —El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada con él. El que no me ama no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. Juan 14.24

 

En otro lugar en la Biblia, el Apóstol Pablo nos da un mandamiento sobre obedecer los mandamientos si le amábamos, a Jesús. Me refiero al mandamiento que dice: “No hagais yugo desigual”, en el que en realidad se refiere a precisamente este caso.

 

No os unáis en yugo desigual con los incrédulos, porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión, la luz con las tinieblas? ¿Qué armonía puede haber entre Cristo y el diablo? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? 2 Cor. 2.14-16

 

Aquí hay un “No” rotundo. Porque usted es “el templo de Dios” y este señor musulmán es “de los ídolos” (Allah).

 

Entonces, ahora viene la pregunta:

 

¿Es posible que una cristiana se case con un musulmán?

 

Podría usar varias escrituras más para agregar autoridad a mi respuesta, pero creo que sería innecesario ya que las dos que proporcioné arriba incapacitan a una creyente o a un creyente casarse con un no creyente, cuánto más incapacitará a una creyente casarse con un idólatra, porque el que no cree en nada es un incrédulo, pero el que cree en Allah es un idólatra.

 

Pablo, expandiendo el asunto y proporcionando al lector una justificación más amplia, se pregunta: “Porque, ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas?”. Eso mismo le diría cualquier pastor o líder cristiano a quién usted se le acerque con esta inquietud.

 

Usted no imagina el infierno que tanto usted como sus potenciales hijos vivirán si usted desobedece estos mandamientos y la voz del Espíritu Santo que debe estarle gritando a voces que no lo haga.

 


Antes de cometer tan mayúsculo error, lea todo lo que pueda sobre todo lo que cree el Islam.

 

Como podrá ver sobre la fe musulmana, muy pronto, habrá una confrontación mundial entre esa fe y el cristianismo, y la ha habido desde unos siglos después de la fundación del cristianismo, cuando Mahoma, el profeta del Islam fundó esta religión… que cuando se conoce a fondo, es indudable llegar a la conclusión de que fue “tailor made” o hecha a la medida por Satanás para oponerse a los planes de Dios en el mundo.

 

Si usted procede y se casa con un musulmán, se arrepentirá todos los días de su vida. No tendrá paz y sus hijos vivirán en un infierno – espiritual y emocional.

 

Así que asumiendo que siente algo por esa persona, me entristece tener que echar un balde de agua fría a sus sueños, pero como creyente no puedo decirle más que lo que la Palabra me pide que le diga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: