El Evangelio es exclusivista

Debido a las declaraciones exclusivistas del mismo Señor Jesucristo, es evidente que el Cristianismo es una religión que no puede ser compatible con ninguna otra religión.

 

Otras religiones tienen, o varios otros dioses, o un dios que no es el Dios de la Biblia. Jesús claramente dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino es a través de Mí”. Esta es una declaración ¡absolutamente exclusivista! Si no es a través de Jesús, nadie llega a Dios. Si otra religión ofrece llegar a un dios a través de otro que no sea Cristo, ese dios no es el Dios de la Biblia y ese profeta es falso… ¡de acuerdo con el mismo Jesús!

 

Sin importar los esfuerzos de los teólogos liberales por compatibilizar la Verdad del Evangelio con las enseñanzas del Islamismo, es imposible que se pueda salvar la abismal diferencia entre ambas religiones.

 

Existe una corriente religiosa unificadora llamada Ecumenismo, que intenta unificar todas las religiones que después de todo, creen en Dios, y dejando las “diferencias” a un lado, buscan al “dios verdadero”. La “diferencia” principal, por supuesto, que habría que dejar a un lado es el Cristo del Cristianismo. ¡Ahí es donde está el problemita! Pero eso será imposible. Ningún cristiano verdadero tendrá la aprobación del Espíritu Santo para hacer tal cosa.

 

Tomemos algunas lecturas del Corán, por ejemplo, y veremos la abismal diferencia que muestra este libro religioso con nuestra Biblia.

 

«Ciertamente, la Religión, para Alá, es el Islam.»
La familia de Imran 19

 

«Si tienen miedo de no ser equitativos con los huérfanos, entonces, cásense con otra mujer que le guste: dos, tres o cuatro de ellas.»
Las mujeres 3

 

«Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonesten a aquéllas de quienes teman que se rebelen, déjenlas solas en el lecho, péguenles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas. Alá es excelso, grande.»
Las mujeres 34

 

«¡Creyentes! No recen a Alá mientras están borrachos. Esperen estar en condiciones de saber lo que dirán.»
Las mujeres 43

 

«No dejen de perseguir a sus enemigos. Si les cuesta, también a ellos, como a ustedes, les cuesta, pero ustedes esperan de Alá lo que ellos no esperan.»
Las mujeres 104

 

«Ellos (los judíos) dijeron: «Hemos dado muerte al Ungido, Jesús, hijo de María, el enviado de Alá», cuando en realidad no lo mataron ni lo crucificaron, sino que a ellos le pareció así. Los que discrepan acerca de él, dudan. No tienen conocimiento de él, no siguen más que conjeturas. Pero, a Jesús ciertamente no le mataron, sino que Alá se lo llevó. Alá es poderoso, sabio.»
Las mujeres 157-158

 

«Los judíos y los cristianos dicen: «Somos los hijos de Alá y sus predilectos». Di: «¿Por qué, pues, los castiga por sus pecados? No, sino que son mortales, de sus criaturas. Alá perdona a quien Él quiere y castiga a quien Él quiere». De Alá es el dominio de los cielos y de la tierra y de lo que entre ellos está. Él es el fin de todo.»
La Mesa Servida 18

 

«¡Creyentes! ¡No tomen como amigos a los judíos y a los cristianos! Ellos son amigos unos de otros. Quien de ustedes trabe amistad con ellos, se hace uno de ellos. Alá no guía al pueblo impío.»
La Mesa Servida 51

 

«Los impíos son quienes dicen: «Alá es el tercero de tres». No hay ningún otro dios que Dios Uno y, si no paran de decir eso, un castigo doloroso alcanzará a quienes de ellos no crean.»
La Mesa Servida 73

 

«Y cuando dijo Alá: «¡Jesús, hijo de María! ¡Eres tú quien ha dicho a los hombres: ‘¡Adórenme a mí y a mi madre como a dioses, además de tomar a Alá!’?»… ¿Cómo puede decir Alá algo que no tiene por verdad?»
La Mesa Servida 116

 

«Pero, si (los no creyentes en Alá) violan sus juramentos después de haber concluido una alianza y atacan vuestra religión, combatid contra los jefes de la incredulidad. No respetan ningún juramento. Quizás así desistan.»
El Arrepentimiento 12

 

«¡Combatan contra quienes, habiendo recibido la Escritura, no creen en Alá ni en el último Día, ni prohiben lo que Alá y Su Enviado han prohibido, ni practican la religión verdadera, hasta que, humillados, paguen el tributo directamente!»
El Arrepentimiento 29

 

«Los judíos dicen: «Cristo es el hijo de Alá». Y los cristianos dicen: «El Ungido es el hijo de Alá». Eso es lo que dicen de palabra. Imitan lo que ya antes habían dicho los infieles. ¡Que Alá les maldiga! ¡Cómo pueden ser tan depravados!»
El Arrepentimiento 30

 

«¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas, sé duro con ellos! Su refugio será el infierno. ¡Qué mal fin…!»
El Arrepentimiento 73

 

«Y di: «¡Alabado sea Alá, que no ha adoptado un hijo (Jesús), ni tiene asociado en el reino, ni amigo frente a la humillación!» ¡Y ensalzada sea Su grandeza!»
El Viaje Nocturno 111

 

«Alá no ha adoptado un hijo (Jesús), ni hay otro dios junto con Él. Si no, cada dios se hubiese atribuido lo que hubiera creado y unos habrían sido superiores a otros. ¡Gloria a Alá, Que está por encima de lo que cuentan!»
Los Creyentes 91

 

«¿No meditan ellos en el Corán? Si el Corán hubiera procedido de otro que de Alá, habrían encontrado en él numerosas contradicciones.»
Las Mujeres 82

 

Para aquellos que siendo cristianos piensen que una religión con un libro que contiene tales textos podría ser compatible con el Cristianismo, una religión de paz, de esperanza, de gracia, de salvación, de un Dios Trino… ¡Píenselo dos veces!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: