¿Maria Salvadora?

 

MARIA SALVADORA

 

La Virgen María: Salvadora

 

¿Tiene María, la madre de Jesús, alguna participación en la salvación de la humanidad?

 

“En efecto, con su asunción a los cielos, (María) no abandonó su misión salvadora, sino que continúa procurándonos con su múltiple intercesión los dones de la salvación eterna…” (p. 281, #969).

 

“Por su obediencia (María) fue causa de la salvación propia y de la de todo el género humano” (p. 140, #494).

 

¿Es bíblica esta doctrina? De acuerdo a la Palabra de Dios, María nunca ha tenido participación en el proceso de salvación. Las Escrituras revelan que Jesús es el UNICO que puede salvar:

 

“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.

Hechos 4:12

 

Jesús mismo declaró que El es el UNICO camino al cielo:

 

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”.

Juan 14:6

 

“Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo”.

Juan 10:9

 

Sin embargo, el Catecismo afirma:

“La virgen María, unida con un vínculo indisoluble a la obra salvadora de su Hijo” (p. 340, #1172).

 

Una vez más, usted debe decidir a cuál creerá: la Biblia, o la tradición de la iglesia. La Biblia claramente dice:

 

“Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve”.

Isaías 43:11

 

“Mas yo soy Jehová tu Dios… no conocerás, pues, otro dios fuera de mí, ni otro salvador sino a mí”.

Oseas 13:4

 

“Dios mío, fortaleza mía… Salvador mío”.

2 Samuel 22:3

 

Antes que Jesús naciera, un ángel anunció que El sería el Salvador:

 

“Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”.

Mateo 1:21

 

Después del nacimiento de Jesús, el ángel repitió su mensaje:

 

“Os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor”.

Lucas 2:11

 

Una y otra vez leemos que Jesús es el Salvador:

 

“… nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo”.

Juan 4:42

 

“A éste (Jesús), Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador”.

Hechos 5:31

 

“De la descendencia de éste, y conforme a la promesa, Dios levantó a Jesús por Salvador a Israel”.

Hechos 13:23

 

“Pero que ahora ha sido manifestado por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo”.

2 Timoteo 1:10

 

“Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo nuestro Salvador”.

Tito 1:4

 

“El cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador”.

Tito 3:6

 

“… el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo”.

1 Juan 4:14

 

Veamos las palabras de Pedro, a quien el catolicismo reconoce como su primer papa:

 

“… por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo”.

2 Pedro 1:1

 

“… en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo”.

2 Pedro 1:11

 

“… por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo”.

2 Pedro 2:20

 

Ciertamente Pedro sabía que el Salvador era Jesús, no María. Pedro glorificó a Jesús como Salvador, no a María:

 

“Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén”.

2 Pedro 3:18

 

El mismo apóstol Pedro declara:

 

“… fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación”.

1 Pedro 1:18-19

 

Indudablemente Jesús es el Salvador, no María.

 

Conclusión

 

Los hechos señalados en este capítulo dejan varias preguntas que deben ser contestadas:

 

  • ¿Por qué la Iglesia Católica quiere que la gente acuda a María en busca de salvación, en vez de ir a Jesús?
  • ¿Por qué se le roba la gloria a Jesús para dársela a María?
  • Si María tiene un papel en nuestra salvación, ¿por qué Dios no lo declaró en su Palabra?
  • Más importante aún, ¿en quién confiará usted para su salvación: en la virgen María de la cual habla la tradición de la iglesia, o en el Señor Jesús de quien habla la Palabra de Dios?

 

“Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo”.

Filipenses 3:20

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: