Job 20

Job 20 (RV60)  -Zofar describe las calamidades de los malos

1 Respondió Zofar naamatita, y dijo:
2 Por cierto mis pensamientos me hacen responder,
Y por tanto me apresuro.
3 La reprensión de mi censura he oído,
Y me hace responder el espíritu de mi inteligencia.
4 ¿No sabes esto, que así fue siempre,
Desde el tiempo que fue puesto el hombre sobre la tierra,
5 Que la alegría de los malos es breve,
Y el gozo del impío por un momento?
6 Aunque subiere su altivez hasta el cielo,
Y su cabeza tocare en las nubes,
7 Como su estiércol, perecerá para siempre;
Los que le hubieren visto dirán: ¿Qué hay de él?
8 Como sueño volará, y no será hallado,
Y se disipará como visión nocturna.
9 El ojo que le veía, nunca más le verá,
Ni su lugar le conocerá más.
10 Sus hijos solicitarán el favor de los pobres,
Y sus manos devolverán lo que él robó.
11 Sus huesos están llenos de su juventud,
Mas con él en el polvo yacerán.
12 Si el mal se endulzó en su boca,
Si lo ocultaba debajo de su lengua,
13 Si le parecía bien, y no lo dejaba,
Sino que lo detenía en su paladar;
14 Su comida se mudará en sus entrañas;
Hiel de áspides será dentro de él.
15 Devoró riquezas, pero las vomitará;
De su vientre las sacará Dios.
16 Veneno de áspides chupará;
Lo matará lengua de víbora.
17 No verá los arroyos, los ríos,
Los torrentes de miel y de leche.
18 Restituirá el trabajo conforme a los bienes que tomó,
Y no los tragará ni gozará.
19 Por cuanto quebrantó y desamparó a los pobres,
Robó casas, y no las edificó;
20 Por tanto, no tendrá sosiego en su vientre,
Ni salvará nada de lo que codiciaba.
21 No quedó nada que no comiese;
Por tanto, su bienestar no será duradero.
22 En el colmo de su abundancia padecerá estrechez;
La mano de todos los malvados vendrá sobre él.
23 Cuando se pusiere a llenar su vientre,
Dios enviará sobre él el ardor de su ira,
Y la hará llover sobre él y sobre su comida.
24 Huirá de las armas de hierro,
Y el arco de bronce le atravesará.
25 La saeta le traspasará y saldrá de su cuerpo,
Y la punta relumbrante saldrá por su hiel;
Sobre él vendrán terrores.
26 Todas las tinieblas están reservadas para sus tesoros;
Fuego no atizado los consumirá;
Devorará lo que quede en su tienda.
27 Los cielos descubrirán su iniquidad,
Y la tierra se levantará contra él.
28 Los renuevos de su casa serán transportados;
Serán esparcidos en el día de su furor.
29 Esta es la porción que Dios prepara al hombre impío,
Y la heredad que Dios le señala por su palabra..

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Comentario a Job 20

Fuente: “Comentario Exegético-Devocional A Toda La Biblia.” Libros poéticos – Job -Tomo-2. Editorial CLIE.

 

Podría pensarse que una profesión de fe y esperanza tan corajuda como la de Job habría de satisfacer a sus amigos, pero éstos no parecen haber hecho ningún caso de ella, pues Sofar vuelve a la carga contra Job con tanta vehemencia como antes.

I. La introducción de su nuevo discurso es breve, pero dura (vv. 2, 3).

II. Su discurso es largo y centrado en un solo punto: la miseria y la ruina que les espera a los malvados (vv. 4-29). Pero el gran error que comete es imaginarse que Dios no hace excepción ni variación en sus procedimientos y, por lo tanto, Job es, fuera de toda duda un malvado.

Versículos 1-9

1. Comienza Sofar muy apasionadamente (v. 2): «Mis pensamientos me urgen a responder». No parece haber prestado ninguna atención a la súplica que Job le había hecho de que tuvieran compasión de él, y se excusa de la prisa que tiene en responder:

(A) Porque Job le ha dirigido una reprensión que le ultraja (v. 3). Los amigos de Job tenían el ánimo demasiado exaltado e impaciente para tratar con un hombre que se hallaba en una condición tan deplorable como la de Job. A la menor observación la llaman ultraje;

(B) Por una inspiración divina de carácter profetico: Y me hace responder un soplo de mi mente (lit. entendimiento).

2. Procede luego Sofar a mostrar la ruina y destrucción de los malvados, dando a entender que Job se halla arruinado por ser malvado.

(A) Apela al conocimiento que Job habría de tener de esto (v. 4): ¿No sabes esto, que así fue siempre?

(B) establece, una vez más el principio de que el triunfo de los impíos es breve (v. 5).

(C) Lo ilustra de varias maneras (vv. 6-9):

(a) Aun suponiendo que sus éxitos sean tantos y tan grandes que su cabeza toque las nubes, como su estiércol perecerá para siempre;

(b) Los que le conocían, se quedarán asombrados (v. 7): «¿Qué queda de él?». Como diciendo: «No ha dejado ni rastro»,

(c) Se ha disipado como un sueño (v. 8), que se olvida en pocos minutos. Todo esto da a entender que la prosperidad del impío era efímera, ficticia e ilusoria.

Versículos 10-22

Aquí se expresan en detalle los casos en los que se palpa la miserable condición de los malvados en este mundo. En ellos se ve:

1. Cuáles son las maldades por las que son castigados.

(A)La injusticia con que han adquirido sus bienes (v. 10); por lo que se ven obligados a restituir, de ahí que sus hijos buscan el favor de los pobres (lit.); es decir, tienen que mendigar incluso de los pobres. Su codicia era insaciable, pero le vendrá de repente la estrechez (vv. 18-23).

(B) La violencia y la opresión que han obrado hasta quebrantar y desamparar a los pobres (v. 19).

(C) La vida regalada que se han llevado (vv. 11-13). Hasta los males que perpetraban eran para ellos como una golosina.

2. Cuáles son los castigos que sufren por tales maldades:

(A) Con lo mal adquirido, pensaban llevarse buena vida, pero les serán negados los productos que más les halagaban el paladar: el aceite, la miel y la mantequilla o requesón (v. 17). Hemos de trabajar honestamente, y no precisamente para ser ricos (Pr. 23:4), sino para tener qué compartir con el que padece necesidad (Ef. 4:28), no para gastar sin tino. Los malvados esperaban torrentes de todas esas cosas buenas, pero no verán de todo ello ni una gota.

(B) Pensaban poder disfrutar por mucho tiempo de lo que habían adquirido injustamente, pero todo ello les será arrebatado rápida y violentamente (vv. 14-17, 21-22). El sentido de algunos vv. (por ej. 10a, 22b, entre otros) no está claro en el original (nota del traductor).

Versículos 23-29

Sofar pasa finalmente a describir la completa ruina de los malvados.

1. Su ruina llegará a consumarse por mano del Dios airado y justiciero (v. 23): Dios enviará sobre él el ardor de su ira. y la hará llover sobre él y sobre su comida. Cada palabra de este versículo está llena de terror. No hay contra esto otra defensa que la que ha de ofrecer el Mesías (V. Is. 32:2); «escondedero contra el viento… refugio contra el turbión». Quizá Sofar aludía aquí voladamente a la muerte de los hijos de Job cuando estaban banqueteando.

2. Su ruina será inevitable y terrible (vv. 24, 25). Una u otra arma le ha de traspasar; estas armas son figura de los diversos castigos de Dios. Uno u otro le ha de alcanzar. Los vv. 26-28 describen diversas clases de castigos enviados por Dios; la inundación (v. 28), figura de la destrucción masiva, de la que no hay escape.

Como el malvado se ha labrado su propia mina, ésta se representa aquí madura y presta a devorarle, como el fuego no atizado (v. 26).

3. Sofar concluye su discurso resumiendo, como un orador, lo que ha explicado en detalle (v. 29): Ésta es la suerte que Dios reserva al hombre impío, etc. Nunca se ha explicado mejor ninguna doctrina, ni se ha aplicado peor, que como lo ha hecho en este caso Sofar, pues con todo ello intentaba demostrar que Job era un hipócrita; recibamos la buena explicación, y hagamos mejor aplicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: