¿Qué es la navidad? ¿A quién se venera en ese día? ¿Origen del árbol de navidad?

Escucho a la gente haciéndome esta pregunta: “¿Por qué no podemos celebrar la Navidad?”

En primer lugar, en ninguna parte de las páginas de las Escrituras dice que debemos celebrar la Navidad. En ninguna parte de las páginas de la Escritura hallamos un ejemplo de cualquier discípulo que mantuviera esa tradición. Nunca fue celebrada por los creyentes en el tiempo del Mesías hasta después del año 300 dC.

Así, pues, mi contestación a este tipo de pregunta sería:

Y respondiendo El, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios a causa de vuestra tradición? Mateo 15:3

Veamos el origen de la Navidad

La palabra «Navidad» viene del latín «Nativitate», que significa:

Nati = nacimiento
vita = de la vida
te = para ti

Por lo tanto, «Navidad» significa en español: «Nacimiento de la vida para ti». Que en verdad es el nacimiento del dios sol Tammuz, cumpleaños que celebraban los Babilónicos el 25 de Diciembre. Noten ustedes, que personas que suavizan esto, nunca mencionan en realidad el origen de Tammuz, ni el verdadero origen de la Navidad.

En el año 440 de nuestra era, se escogió el 25 de diciembre como fecha de la celebración del nacimiento de Jesús, en esa fecha los romanos celebraban la fiesta del Natalis Solis Invicti (la festividad del Sol Naciente Invencible) y luego la Iglesia Católica la adoptaron al calendario gregoriano haciéndolo coincidir con la celebración del nacimiento del Señor.

Esta fecha la usan para ocultar la fiesta pagana al dios sol haciéndolo pasar por una fiesta cristiana.

La enciclopedia Compton 97, la Americana, la Británica y otras indican que no existe fecha del nacimiento de Jesús. Las iglesias de occidente y del oriente eligieron en el siglo cuarto una fecha para la celebración, acordando la primera el 25 de diciembre y la segunda el 6 de enero. Con posterioridad, en el siglo quinto, se dejó la primera fecha para la celebración del nacimiento de Jesús y se estableció que la segunda sería la del encuentro de Jesús con los Reyes Magos (epifanía). Antes del siglo cuarto nunca se celebró el nacimiento de Jesús.

La Navidad tiene su origen en el paganismo de Babilonia

Arbol-de-Navidad

 

 

 

 

 

 

Aproximadamente 2600 años a.C. La historia relata que existía una reina llamada SEMIRAMIS y su esposo NIMROD, pero después de una batalla él muere en mano de su tío Sem hijo de Noé, algunos años después ella estando embarazada y no teniendo esposo inventa que su hijo es la reencarnación de su esposo muerto cuyo nombre es TAMMUZ, este hijo era la encarnación del dios SOL (RA para los egipcios y BAAL para los Cananeos) y su alumbramiento se celebraba con fiestas, orgías y en particular se adornaban a árboles con cerezas rojas y bolas brillantes en representación del Sol.

Génesis 10:9, ¡y el árbol de pino llegó a ser el símbolo de que Nimrod había revivido en la persona de Tammuz!” Por esa fecha, se popularizó mucho el culto de la MADRE Y EL HIJO elevándose a ambos a la estatura de “divinidades”; a Semiramis le llamaron “La reina del cielo” (según otros pueblos, esta fue adoptando varios nombres, tales como Astarot, Venus, Isis y Astarte) y a su hijo BAAL (Tammuz). La Biblia revela la errónea actitud del pueblo de Israel que frecuentemente se inclinaba a estos “dioses” (Jueces 2:13, Jeremías 7:18, Ezequiel 8:14). El paganismo de Babilonia trascendió las fronteras, asentándose con mucha fuerza en el politeísmo del imperio romano.

La costumbre del árbol surgió de una creencia babilónica que decía que Semiramis, la madre de Tammuz, afirmaba que durante una noche, un árbol verde se desarrolló de un tronco muerto. El tronco supuestamente representaba a su esposo muerto, Nimrod.

Arbol-de-Navidad

Semiramis (reina del cielo) Jeremías 7:18

Es ahí, donde se celebraba el día 25 de diciembre como “El festival de invierno”, en conmemoración del alumbramiento de TAMMUZ, el dios sol encarnado.

Esta festividad iba acompañada de orgías, desenfrenos y una gran inclinación hacia el valor de la amistad, lo cual se demostraba con intercambio de regalos y presentes, para aquella fecha.

También surgió la costumbre de adornar las puertas de cada casa, con coronas de flores y hojas verdes y por cierto la práctica de adornar un árbol con frutas y decorativos alusivos al dios sol. Esta era la fecha del solsticio de invierno y el centro de todo, era recordar y celebrar el nacimiento de la divinidad solar cuya concepción se había realizado en la virgen matriz de la reina del cielo.

Más tarde, cuando fué establecido el catolicismo romano bajo las falsas pretensiones religiosas de Constantino, aproximadamente por el año 325 d.C., toda la mezcla del paganismo babilónico y romano, fue introducida deliberadamente al cristianismo. La antigua Semiramis (Diana, Isis, etc.) pasó a llamarse “virgen María” y a la encarnación del dios sol Tamuz (Baal, Moloc, etc.), se le llamó “Jesús”.

El festival del solsticio de invierno celebrado el 25 de diciembre de cada año, pasó a ser la fecha oficial del nacimiento de Jesús y la antigua costumbre de la entrega de regalos y presentes, fué acomodada en función de la experiencia que tuvieron los magos al visitar al “niño Jesús“, entregándole “regalos”.

El antiguo árbol que la religión de Babilonia adornaba en celebración del nacimiento de Tamuz, pasó a llamarse “el árbol de Navidad“.

face-2w0959meysrjfxh6xnhrey

Arbol-de-Navidad

Papá Noel

thumbs320x240x4-4eed1e83b4275cca57e7dc15728f39f916d0e7537be97

 

 

 

 

 

En todo el mundo, Papá Noel es Dios de los hijos en la navidad.

Los padres a propósito y deliberadamente mienten a sus hijos y les dicen que deben temer a Santa Claus, porque “él sabe si has sido bueno o malo”. Estos mismos padres también mienten a sus hijos sobre el Conejo de Pascua y el Hada de los Dientes. Luego se preguntan por qué sus hijos cuando crecen, se convierten en mentirosos y no creen que el Jesús es real.

Esto es claramente una abominación total para Dios. Usted no tiene que mirar muy lejos en la palabra del Señor para saber lo mucho que odia la idolatría y la mentira. Dios es el único y verdadero Poderoso!

Nuestros hijos, creen cada palabra que decimos. ¿No se merecen la verdad? Que abominable es que un creyente le enseñe a sus hijos a temer a Papá Noel, al hacerlo, lo esta arrastrando, a cometer idolatria.

“Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer; él ha sido homicida desde el principio, y no permaneció en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla, porque es mentiroso y padre de mentira.” Juan 8:44

Conclusiones

El origen de la Navidad está entonces en la antigua Babilonia. Los paganos en todo el mundo, celebraron esta fecha siglos antes del nacimiento de Jesús.

Jesús, el verdadero Mesías, no nació un 25 de diciembre. Los apóstoles y la iglesia primitiva jamás celebraron el natalicio de Jesús en esa fecha ni en ninguna otra.

No existe en la Palabra de Dios mandato ni instrucción alguna para celebrar este acontecimiento. En cambio, si existe el mandato de observar la ocasión de su muerte (1Co 11:24-26). Pero éste, no apunta a la Navidad.

Hay quienes insisten que a pesar de tener su origen en una costumbre pagana, ahora no se observa la Navidad para honrar al Sol sino para honrar a Jesús.

Dios no quiere que lo honremos como nos dicte nuestra propia conciencia (Dt 12:30-31, Jer 10:2-3), Él desea que le honremos como manda en Su Palabra (Jn 4:24, Jn 17:17).

Dios no aceptará el culto de personas que queriendo honrar a Jesús, adopten una costumbre pagana (Mt 15:6, 9, Jos 24:15).

Nos hemos denominado como una nación cristiana occidental, pero sin saberlo estamos en Babilonia.

El desafío lo encontramos nuevamente en Las Escrituras: “[…] salid de ella pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados” Ap 18:4.

Antecedentes adicionales sobre el tema

Babilonia

Babilonia fue una célebre ciudad situada en el valle de Sinar, cuya fundación primitiva debida a Nimrod se describe en Las Escrituras bajo el nombre de Babel (Ge 11:2-9).

El nombre Babilonia se usa simbólicamente en Ap 14:8, 17:1-5, para designar la idolatría, la superstición, la lujuria y la persecución hecha al pueblo de Dios.

Lo siguiente es, para que personas que desean conocer si el Rey de Gloria nació el 25 de Diciembre o no.

1. La fecha del nacimiento de Jesús

25_de_Diciembre_50_2014_09_14_256_-iiee

 

 

 

 

 

 

Si bien la Palabra de Dios no nos indica una fecha exacta, podemos inferir una fecha aproximada de su nacimiento a partir de los hechos relatados, esencialmente en los evangelios. De acuerdo a la información se puede asegurar que Jesús no nació un 25 de diciembre sino más bien entre los meses de septiembre y octubre.

Para demostrar esto usaremos dos líneas de argumentación:

a) Primera línea de argumentación

La muerte de Jesús ocurrió durante la fiesta de la pascua judía (Lc 22:7, 15, Jn 18:39), la cual se celebraba el 14 del mes de Abib o Nisan (Ex 12:2-6, 13:4-5), que corresponde aproximadamente al mes de abril de nuestro calendario.

El ministerio de Jesús según la posición mayoritaria de los eruditos duró tres años y medio, esto significa que su ministerio comenzó en el mes de Etanim que corresponde aproximadamente al mes de octubre.

Los primeros 6 meses corresponden al período comprendido entre el bautismo de Jesús (Mr 1:9-11) y su participación en la primera pascua (Jn 2:13).

Durante este período los sucesos principales fueron:

Mr 1:12-13, 14-15, Lc 4:14-15 la tentación en el desierto

Jn 1:29-34 testimonio de Juan con respecto a Jesús

Jn 2:1 las bodas de Caná

Jn 2:12 viaje a Capernaun

Los tres años transcurrieron entre las pascuas respectivas (Jn 5:1, Jn 6:4 y Lc 22:15). Los sucesos más importantes del primer año se encuentran relatados en Jn 3:1 hasta Jn 5:1.

La edad de Jesús al comenzar su ministerio era de aproximadamente 30 años (Lc 3:23, Nm 4:3) y por tanto su nacimiento debió ocurrir entre los meses de Elul (septiembre) y Etanim (octubre).

b) Segunda línea de argumentación

Juan el bautista nació 6 meses antes que Jesús, su padre tuvo un encuentro con el ángel Gabriel (Lc 1:5-24).

¿Cuándo ocurrió este encuentro? Cuando Zacarías ejercía el sacerdocio, según el orden de su clase (la clase de Abias según indica Lc 1:5). Ahora bien, de acuerdo al rol sacerdotal, el cual estaba asignado de acuerdo a las clases (ver 1Cr 24), a Zacarías le correspondía el octavo turno en el año (1Cr 24:10). Cada turno duraba una semana y comenzaba en el primer mes del año sagrado; es decir en Abib (marzo-abril).

Sacando la cuenta, Zacarías se encontraba ejerciendo su ministerio aproximadamente durante la primera semana de Sivan (junio). Como además la fecha correspondía a la fiesta de Pentecostés, debió permanecer en Jerusalén por una semana más antes de regresar a casa (Lc 1:23). La cita de Lc 1:24 nos indica que después de su regreso concibió Elisabet, por tanto Juan nació aproximadamente a mediados o a fines del mes de Adar (marzo).

Si Juan el bautista es seis meses mayor que Jesús (Lc 1:26-38), esto nos indica que Jesús nació en el mes de Elul (septiembre).

Puede demostrarse con ambas líneas de argumentación que Jesús no nació en diciembre, sino entre septiembre y octubre. Debe agregarse, además, que cuando Jesús nació, los pastores velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre sus rebaños (Lc 2:8-20). Se sabe que esto ocurre en los meses de las primeras lluvias, que corresponden a los meses de Elul y Etanim.

Referencias

1. Diccionario de la Santa Biblia, Editorial Caribe

2. Babilonia, misterio religioso, Ralph Woodrow

3. La pura verdad acerca de la Navidad, Herbert Armstrong

4. Enciclopedia Compton, edición 1997

5. Biblia RV 60, anotada por Scofield

6. Biblia RV 95, edición de estudio, Compendio Manual de la Biblia, Halley

Cumplimos con publicar lo que muchos no sabían y que pocos se interesaron en conocer: EL VERDADERO ORIGEN DE LA NAVIDAD.

En Diciembre, así como todos los meses del año, vamos a seguir compartiendo con nuestros familiares juntos en amor y armonía, no esperemos que llegue ese mes para reunirnos con nuestros seres amados. ¿Para qué esperar Diciembre, si tenemos todos los meses y días del año?

¿Está usted dispuesto(a) a seguir “celebrando” la Navidad, a pesar que ya conoce la Verdad? Recuerde, la Verdad le hace libre, muchas veces conocemos la Verdad, pero no queremos aceptarla como tal.

Dios les bendiga grandemente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: