¿Cómo reconocer a un falso maestro o un falso profeta?

 6 junio, 2014

dreamstime_3709247

Mateo 7: 13-23

La puerta estrecha

13 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;

14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

Por sus frutos los conoceréis

15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.

18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.

19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.

20 Así que, por sus frutos los conoceréis.

Los falsos profetas son particularmente peligrosos porque parecen ser genuinos. Ellos aparentemente tienen las credenciales de la autoridad. ¿Cuáles son estas credenciales? Jesús los llama “vestidos de ovejas” (versículo 15).

“Los falsos profetas son lobos vestidos de oveja. Un hombre puede llevar un vestido de pastor y aún así no ser un pastor. No podemos evaluar un líder porque tenga un título de “Reverendo”, este graduado en una escuela de teología, sean profesores de seminario. Solamente podemos conocer el verdadero pastor, ministro, evangelista, por sus frutos.

Los buenas árboles producen buenos frutos, y los árboles podridos, dan frutos malos. Una evaluación fiable, son los frutos (Mateo 7:20).

Un falso profeta suele ir acompañado de señales engañosas con milagros aparentes. Mateo 7:22: “Muchos me dirán en aquel día: ‘Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? “

Las Escrituras describen con frecuencia los frutos de los falsos profetas:
(1) Primera categoría:

Los frutos del falso profeta se conocen por su falsa doctrina, sus falsas enseñanzas (Jeremías 23:16,21,25; Ezequiel 13:2). No proclaman o defienden la palabra de Dios, pero la niegan (Jeremías 23:17). En particular, ellos niegan temas, tales como el infierno, el arrepentimiento, el juicio inminente (Jeremías 6:14; 28:17; Ezequiel 13:10). Ellos ofrecen un alivio temporal y parcial a los problemas apremiantes (Jeremías 8:11). Principalmente, predican lo que a la gente le gusta escuchar (1 Reyes 22: 8, 13; 2 Timoteo 4: 3-4). En cuanto al camino de la salvación, muchos niegan la divinidad de nuestro Señor Jesucristo y rechazan la obra de Cristo en la cruz (2 Pedro 2: 1, 1 Juan 4: 2-3).

(2) Segunda categoría:

Otro fruto del falso profeta es el efecto de su enseñanza en la vida de los hombres que conduce a un rechazo de la Palabra de Dios, un rechazo de la autoridad bíblica (Jeremías 23.: 2,14)  Corrupción sensual (2 Pedro 2: 2). Ellos tratan de conducir a los hombres lejos de la verdad del evangelio (Hechos 13: 8), Engañando a los cristianos genuinos con la falsa doctrina (Marcos 13:22). En los capítulos (1 y 2 Timoteo y Tito), Pablo habla de la necesidad de la sana doctrina (1 Tim 4: 6; 2 Tim 4:..3; Tito 1:9; 2:.1 ).

(3) Tercera categoría:

Por ultimo, uno de los frutos de los falsos profetas tiene que ver con su propio carácter moral. Ellos se distinguen fácilmente por su orgullo (2 Pedro 2:10), su codicia (amor al dinero) (Jeremías 8:10;. Tito 1:11; 2 Pedro 2: 3,14) y la inmoralidad (Jeremías 23: 11,14; 2 Pedro 2:14). Son hombres dominados por la carne (2 Pedro 2: 10,12; 3: 3). Ellos se aprovechan de los débiles y el sentimiento de culpa (2 Timoteo 3: 6-7; 2 Pedro 2: 13,14). Mientras profesan conocer a Dios, con sus hechos lo niegan (Mateo 7: 22-23; 2 Timoteo 3: 5; Tito 1:16). Mientras que se deleitan en la autoridad, se niegan a someterse a ella (2 Pedro 2:10).

” ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo? “(Lucas 6:39).

Hay muchas guías de ateos que nos llevarían a la puerta ancha y al camino que lleva a la destrucción. Estos falsos maestros no sólo caminan ciegamente, sino que llevan a otros a la destrucción con ellos. Es el Señor quien pronunciará el veredicto final y Quién sentenciará a los falsos profetas al tormento eterno.

Mateo 7: 21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: